viernes, 19 de octubre de 2007

Puebla, Parque Industrial FINSA

El parque industrial fue iniciada en 1992 y se terminó en 1996. Está al lado de la fábrica VW de Puebla y tiene aprox. 265.000 m2. En el año 2000 se comenzó una ampliación – FINSA II - de 100.000m2 adicionales de terreno edificable.


La zona industrial ofrece tanto terrenos como edificios a las empresas interesadas en establecerse allí. En las fases iniciales de los trabajos de la FINSA se acordaba con las empresas el diseño de las naves para instalaciones, mientras que actualmente esos tratos se limitan al trazado de las naves. La mayoría de las empresas establecidas en la FINSA son suministradoras de VW. Unas pocas también suministran piezas a General Motors, DaimlerChrysler, Ford y a la empresa del automóvil mexicana DINA. Casi todas las empresas tienen contrato de alquiler de los edificios con la administración de la FINSA. El tiempo mínimo de alquiler es de 5 años, y pasado ese período los contratos se pueden rescindir con 3 meses de preaviso.


Según afirma la administración del área industrial, las compañías establecidas en ella emplean su propio personal y se encargan del proceso de selección. Según informaciones recibidas de las áreas industriales cercanas a la frontera con EE.UU., esas condiciones son diferentes: con frecuencia es la administración del parque industrial la que selecciona al personal nuevo y por consiguiente tiene la posibilidad de “excluir“directamente a los asalariados que hayan “llamado la atención“(p. ej., haciendo afirmaciones favorables a los sindicatos).


En la fase inicial del área industrial la mayor parte de las empresas establecidas en ella eran del ramo textil; actualmente son industrias del automóvil y suministradoras de piezas para ella. Hoy se procura atraer con preferencia a las industrias de programas de informática. Así por ejemplo, Motorola está proyectando establecer en la FINSA una empresa que desarrolla programas con una plantilla de unas 500 personas.


En total hay 8.000 personas trabajando en el área industrial de FINSA, la mayoría de ellas con horarios de tres turnos.


Actualmente están establecidas en el área 24 empresas, el 95% de ellas de propiedad de inversionistas extranjeros. También hay compañías establecidas fuera del perímetro de FINSA, tales como una fábrica Siemens que produce conjuntos de cableado y cables eléctricos para VW.
En muchos casos se trata de empresas alemanas que no trabajan con su nombre original: el establecimiento de Siemens se llama AMESA 2). Mahle, otro conocido suministrador alemán, se firma “Duroplast“. Detrás de “Electroóptica“está Hella.Seglo –una compañía de transportes y logística- es idéntica a la Schnellecke deWolfsburg.


Ese otro nombre como “cobertura“tal vez sea una opción deliberada para evitar en lo posible que los corresponsales de la prensa y las agencias de noticias alemanas presten atención a esas empresas cuando se mencionan en los medios periodísticos mexicanos.


Según lo afirma VW, todas las compañías establecidas en la FINSA tienen sindicatos. La realidad es que sólo en una de ellas, Seglo (Schnellecke), existe un sindicato independiente. Fuera del área industrial son VW y AMESA las únicas en las que hay sindicatos independientes, y en AMESA apenas desde fines de 1999, cuando las trabajadoras lograron con una huelga que se constituyera un sindicato de empresa independiente.Todas las empresas restantes están provistas de “contratos de protección“, consistentes en acuerdos con una de las organizaciones sindicales corporativistas (generalmente la CTM y en algunos casos la CROC). Mediante ese tipo de “contrato“ con una empresa, su personal se afilia a la organización sindical sin que se le consulte previamente. Por regla general no existen estructuras democráticas en las que los miembros puedan influir en la política de la organización, y ante todo en la del sindicato de empresa. A los miembros se les excluye de la discusión sobre negociaciones colectivas; tampoco se les somete a votación un convenio colectivo ni tienen la posibilidad de participar activa o pasivamente en las elecciones del comité sindical de la empresa. En la práctica los asalariados no tienen casi nunca conocimiento siquiera de que existe un acuerdo de ese tipo y que son miembros del sindicato.


Por las fechas de fundación de la FINSA existía la idea de que para las empresas establecidas en el área se celebraran convenios colectivos con la UNT, de carácter independiente, cuyos sindicatos registran, al parecer, los salarios más altos y las mejores condiciones de convenios colectivos de todo el país. Pero ese plan no fue aprobado por las autoridades estatales, que insistieron en que se concluyeran acuerdos con una de las dos “organizaciones sindicales estatales“(CTM y CROC).


Actividades en el área industrial FINSASólo una de las empresas del área industrial FINSA tiene un sindicato libre e independiente. Comparte con los sindicatos de AMESA y de VW de México el interés de consolidar las estructuras sindicales mediante trabajo de formación, informar ampliamente a los miembros del sindicato en la empresa y así sentar las bases para hacer posible que los comités sindicales elegidos subsistan después de su primer período de funciones. Esto se aplica sobre todo a la VW, donde hasta ahora ningún comité sindical elegido se ha mantenido en funciones más de un período, a pesar de que hace unos años fueron modificados en este punto los estatutos de VW, que excluían explícitamente una reelección.


La FITIM debería apoyar esa actividad de formación e información de los asalariados. En particular sería necesario incluir en esa actividad la necesidad de cooperación internacional que hoy falta en la mayoría de las labores de formación sindical a pesar de que casi todas las empresas son filiales de transnacionales.Los tres sindicatos independientes esperan que la estabilización de su trabajo sindical tenga también un influjo favorable en las otras compañías del área industrial, sobre todo las alemanas. Hay claros indicios de que también las plantillas de esas empresas están discutiendo la posibilidad de ser representadas por sindicatos independientes, y los sindicatos de VW, AMESA y Seglo se proponen apoyar tales aspiraciones. También la dirección de VW ha manifestado que preferiría una situación estable con sindicatos independientes, elegidos libremente y dignos de confianza.


La FITIM debería examinar en qué forma y medida se puede apoyar tanto las tareas de formación como el trabajo de información al personal de otras empresas establecidas en el área industrial.





PUBLICADO POR: ANA MARIA


CONCLUCION

En esta lectura nos da un panorama amplio de lo que es la zona industrial FINSA asi como tambien las empresas que se encuentran en ella el tipo de sindicatos de que origenes son las empresas , como son los contratos que tienen las empresas establecidas en esa zona entre otras cosas

1 comentario:

compartir dijo...

Esta información les puede ayudar a construir su marco contextual.